miércoles, 28 de mayo de 2014

El descubrimiento de esta primavera: Tarte

Hace poco descubrí en Sephora una marca de maquillaje con un packaging precioso y con una amplia variedad de productos: Tarte. Tras observar minuciosamente su expositor durante un buen rato analizando todo lo que ofrecían, me decidí a comprar una barra de labios en el formato chubby que tanto me gusta y que cada vez fabrican más empresas de cosmética.



Empecé utilizando este tipo de barras de labios cuando vi las de Clinique hace un par de años pero, desde entonces, he probado varias y algunas me han convencido más que otras. En primer lugar, me encanta este formato porque me parece muy cómodo y fácil de aplicar y suele (y repito, suele) tratarse de productos súper hidratantes para los labios. Esto es algo que, en mi caso, me parece primordial porque siempre tengo los labios muy secos e incluso «despellejados».

Respecto a esta marca en concreto, Maureen Kelly fundó Tarte hace 15 años cuando descubrió que no existían cosméticos de alta calidad que estuvieran compuestos por productos naturales. De hecho, presume de que sus cosméticos no contienen parabenos, aceite mineral, ftalatos, triclosán, laurel sulfato de sodio ni gluten. Además, tampoco los prueba en animales como indica el sello Cruelty free que aparece en sus envases.


En un principio, lo más popular de esta firma eran los coloretes, que cuentan con arcilla procedente del Amazonas entre sus ingredientes. En cualquier caso, todos los productos que hay en el expositor son muy atractivos porque, como podéis ver en su página web, el packaging es precioso.




En el caso concreto de esta barra de labios, me ha parecido una de las más hidratantes que he probado hasta ahora. Aunque hay varios tonos, yo opté por el Fearless, de la gama de los nudes pero tirando un poco a rosado. Es perfecto para utilizarlo a diario porque, como podéis ver en la siguiente imagen. aporta color al rostro pero sin ser demasiado llamativo.


En cuanto a las desventajas, no es demasiado económico en comparación con otros chubby que hay en el mercado (alrededor de unos 20 €) y, por el momento, solamente se puede encontrar en establecimientos del norte de América y por Internet.

De todas maneras, a mí es una marca que me ha enamorado completamente y seguro que pronto me decanto por otro de sus productos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario